BIENES INEMBARGABLES, UNA EXCEPCION QUE SE HA TORNADO EN REGLA. ANALISIS A LA LUZ DE LA JURISPRUDENCIA IMPERANTE EN LA PROVINCIA DE BUIENOS AIRES Amatra BA

Amatraba

Asociaci贸n de Magistrados y funcionarios de la Justicia
del Trabajo de la Provincia de Buenos Aires

Asociaci贸n de Magistrados y funcionarios de la Justicia del Trabajo de la Provincia de Buenos Aires
Doctrina

BIENES INEMBARGABLES, UNA EXCEPCION QUE SE HA TORNADO EN REGLA. ANALISIS A LA LUZ DE LA JURISPRUDENCIA IMPERANTE EN LA PROVINCIA DE BUIENOS AIRES

BIENES INEMBARGABLES, UNA EXCEPCION QUE SE HA TORNADO EN REGLA. ANALISIS A LA LUZ DE LA JURISPRUDENCIA IMPERANTE EN LA PROVINCIA DE BUIENOS AIRES.
Dr. Hern谩n Flavio Busetti. Juez del Tribunal del Trabajo N掳 3 de La Matanza.
Siendo el patrimonio la prenda com煤n de los acreedores, los bienes del deudor quedan afectados al cumplimiento de sus obligaciones. No obstante, algunos de ellos son excluidos legalmente de esta responsabilidad, resultando inembargables (art. 242 del C贸digo Civil y Comercial de la Naci贸n), lo que tiene lugar por razones de orden p煤blico, entendido 茅ste como el conjunto de principios eminentes 聳 religiosos, morales, pol铆ticos y econ贸micos 聳 a los cuales se vincula la digna subsistencia de la organizaci贸n social establecida.
Toda vez que en principio, todos los bienes que conforman el patrimonio del deudor son susceptibles de embargo, las exclusiones tipificadas por el art. 219 del CPCC. tendr铆an car谩cter restrictivo.
El primer grupo de bienes excluidos se encuentra constituido por los enseres indispensables para el desenvolvimiento de la vida familiar (lecho cotidiano del deudor y familia, ropas y muebles de indispensable uso, instrumentos necesarios para la profesi贸n, arte u oficio que ejerza). Dicha enumeraci贸n remite a los incisos a y b del art. 744 del C贸digo Civil y Comercial.
En este sentido se ha sostenido que 聯los muebles como un televisor y una m谩quina de coser son elementos que en el nivel medio de vida actual de la poblaci贸n, constituyen un m铆nimo vital para la convivencia hogare帽a que los excluye como prenda com煤n de los acreedores. El indispensable uso聟est谩 determinado por la necesidad de los objetos constitutivos del ajuar de un hogar, que no constituyen un lujo o una cosa superflua sino que responden a la elevaci贸n progresiva en los n煤cleos familiares comunes e ingresan dentro de las excepciones fundadas en el respecto a la persona humana聰. Existiendo pronunciamientos en igual sentido comprensivos de bibliotecas, escritorios, mesa de televisi贸n, debiendo entenderse como muebles indispensables, de acuerdo al uso corriente que se les da en un hogar moderno y afectados a funciones que hacen que su prescindencia ocasionen al deudor una mortificaci贸n que no se justifica con el aporte econ贸mico que pueda reportar su venta al acreedor, dado su relativo bajo costo en el Mercado de muebles usados.
Actualmente entendemos revisten el mismo car谩cter las computadoras hogare帽as. En tal sentido no debe olvidarse que los ordenadores personales no solo constituyen un mero electrodom茅stico familiar, sino verdaderos instrumentos de trabajo, de estudio; deviniendo indispensables para actos cotidianos tales como operaciones bancarias, pagos de servicios e impuestos, comunicaciones laborales, familiares y acceso a redes sociales, canales de ventas, etc.; por lo que encuadran perfectamente en el supuesto del inciso 1潞 del art铆culo citado.
Se debe tener presente que los bienes inembargables de uso indispensable no son embargables cuando son 煤nicos, es decir, si hay varios, en principio, la excepci贸n corresponde s贸lo a uno de ellos.
Por otra parte no debe perderse de vista que la embargabilidad o inembargabilidad de determinados bienes resulta una cuesti贸n cambiante, que depende cada vez m谩s de los adelantos tecnol贸gicos y su estrecha vinculaci贸n con el mejoramiento de la calidad de vida, considerando a tal fin est谩ndares promedios; como as铆 tambi茅n la posibilidad de obtener por su venta sumas razonables para atender las respectivas acreencias, pues de lo contrario se desnaturaliza su finalidad como medio de cobro, transform谩ndose en un dispendio jurisdiccional in煤til tendiente 煤nicamente a mortificar al deudor.
El inc. 2 del art. 219 del CPCC. determina la inembargabilidad sobre los sepulcros, excepci贸n que se explica por la naturaleza de este tipo de bienes y su vinculaci贸n con aspectos morales, 茅ticos y religiosos. Dicha exclusi贸n de la prenda com煤n de los acreedores surge tambi茅n del art. 744 inc. c del C贸digo Civil y Comercial que por conducto del art. 2.110 del referido digesto normativo se extiende a las parcelas exclusivas destinadas a sepulturas.
Finalmente quedan excluidos de la posibilidad de ser afectados por embargo, el resto de los bienes exceptuados por ley (art. 219 inc. 3 CPCC.), correspondiendo en este punto analizar la legislaci贸n que as铆 lo consagra en relaci贸n a una diversidad de bienes.
Entendemos que las excepciones que a continuaci贸n enumeraremos, consagradas en diferentes normas tanto nacionales como provinciales, han terminado por convertir en regla lo que era una excepci贸n. Veamos:
Bien de familia: De acuerdo con el art. 34 de la ley 14.394, toda persona puede constituir en bien de familia un inmueble urbano o rural de su propiedad cuyo valor no exceda las necesidades del sustento y vivienda de su familia. El bien de familia no ser谩 susceptible de ejecuci贸n o embargo, por deudas posteriores a su inscripci贸n como tal, ni a煤n en el caso de concurso o quiebra (art. 38 ley citada). En tal inteligencia, para determinar si un cr茅dito es o no anterior a la afectaci贸n de un inmueble al r茅gimen en cuesti贸n, resulta menester reparar en el hecho generador de la obligaci贸n. Respecto de deudas anteriores a la afectaci贸n del bien a dicho r茅gimen, 茅ste les resulta inoponible a dichos acreedores. Siendo interesante resaltar que 聯la inoponibilidad supone que solo respecto de quien se declara no lo afectar谩 la protecci贸n del bien de familia; no as铆 para los restantes acreedores que pudieran invocar su calidad de tales, a quienes les podr谩 seguir siendo enrostrada eficazmente la inscripci贸n registral. En esos supuestos, y aunque en puridad de t茅cnica jur铆dica no es correcto, podr铆a decretarse la desafectaci贸n del gravamen exclusivamente respecto del acreedor requirente, lo que no significa otra cosa que la inoponibilidad a su respecto. Con muy dis铆mil extensi贸n, la desafectaci贸n del inmueble como bien de familia sin ninguna restricci贸n ni aclaraci贸n, importa el levantamiento del gravamen y la posibilidad de que todos los acreedores intenten su satisfacci贸n a trav茅s de ese bien聰.
Inmueble ubicado en la Provincia de Buenos Aires destinado a vivienda 煤nica: Ley provincial 14.432 dispone que todo inmueble ubicado en la Provincia de Buenos Aires destinado a vivienda 煤nica, y de ocupaci贸n permanente, es inembargable e inejecutable, salvo en caso de renuncia expresa del titular. La ley beneficia al grupo familiar del titular de la vivienda, a煤n en caso de su fallecimiento. Establece finalmente que la garant铆a de inembargabilidad e inejecutabilidad no ser谩 oponible respecto de deudas originadas entre otras, en obligaciones alimentarias (art. 5 inc. a).
Bienes p煤blicos y fondos del Estado: El art. 237 del C贸digo Civil y Comercial de la Naci贸n determina que los bienes p煤blicos del Estado son inenajenables, inembargables e imprescriptibles.
A su vez la ley 24.624 en su art铆culo 19 establece que los fondos, valores y dem谩s medios de financiamiento afectados a la ejecuci贸n presupuestaria del Sector Publico, ya sea que se trate de dinero en efectivo, dep贸sitos en cuentas bancarias, t铆tulos, valores emitidos, obligaciones de terceros en cartera y en general cualquier otro medio de pago que sea utilizado para atender las erogaciones previstas en el Presupuesto General de la Naci贸n, son inembargables y no se admitir谩 toma de raz贸n alguna que afecte en cualquier sentido su libre disponibilidad por parte del o de los titulares de los fondos y valores respectivos.
Por ley 25.973 se declar贸 aplicable en beneficio de las provincias, los municipios y la Ciudad Aut贸noma de Buenos Aires, el r茅gimen de inembargabilidad precedentemente referido.
Recursos municipales: El art. 229 de la ley org谩nica de las municipalidades de la Pcia. de Buenos Aires (decreto 6769/58 聳 t.o. -) dispone que las rentas o recursos municipales, cualquiera que sea su origen o naturaleza, dado su destino especial para la atenci贸n de los servicios p煤blicos son inembargables. S贸lo podr谩 trabarse embargo sobre el super谩vit efectivo establecido al cierre de cada ejercicio y sobre las rentas o recursos destinados a atender un servicio p煤blico determinado, al solo efecto de saldar cr茅ditos emergentes de su adquisici贸n o explotaci贸n.
En este orden de ideas se ha dispuesto que si la cuenta bancaria municipal se encuentra destinada a la atenci贸n de servicios p煤blicos es inembargable (art. 229 del D.L. 6769/58).
Bienes de 贸rdenes religiosas: El art. 744 inc. d del C贸digo Civil y Comercial de la Naci贸n, excluye de la garant铆a com煤n de los acreedores, los bienes afectados a cualquier religi贸n reconocida por el Estado.
Clubes de Barrio y de Pueblo: Por el art. 17 de la ley 27.098 de promoci贸n de los clubes de barrio y de pueblo, se establece que los bienes inmuebles que est茅n afectados a los fines deportivos, recreativos y sociales que sean propiedad de este tipo de clubes inscriptos en el registro nacional creado por dicha ley, no ser谩n susceptibles de ejecuci贸n o embargo por deudas posteriores a su inscripci贸n como tales, con excepci贸n de las obligaciones derivadas entre otros, de prestaciones laborales a favor de la entidad o provenientes de deudas por aportes de previsi贸n y seguridad social.
Salario: El decreto 484/87 reglamentario de los arts. 120, 147 y 149 de la L.C.T. dispone que las remuneraciones devengadas por los trabajadores mensualmente son inembargables hasta una suma equivalente al importe mensual del salario m铆nimo, vital y m贸vil. Las remuneraciones superiores a ese importe resultan embargables en la siguiente proporci贸n: 1. Remuneraciones no superiores al doble del salario m铆nimo, vital y m贸vil mensual, hasta el 10% del importe que excediere este 煤ltimo. 2. Retribuciones superiores al doble del salario m铆nimo, vital y m贸vil, hasta el 20%.
Igual criterio se establece para el caso de las indemnizaciones debidas al trabajador con motivo del contrato de trabajo.
Del decreto 484/87 la jurisprudencia ha dicho que estas normas son aplicables a quienes est谩n ligados por una relaci贸n jur铆dica laboral de neto corte privado, regulada por la ley 20.744 y sus modificatorias, y no a los dependientes de la administraci贸n p煤blica provincial, (arg. art. 2 ley citada). Siendo ello as铆, el embargo de haberes de un empleado p煤blico debe ser efectivizado en la proporci贸n que establece la ley 14.443 y sus modificatorias.
Haberes jubilatorios: Conforme el art铆culo 14 (inc. d) de la ley 24.241 las prestaciones previsionales son inembargables, con la salvedad de las cuotas por alimentos y litisexpensas. En este sentido se ha sostenido que el r茅gimen de embargabilidad de las jubilaciones y pensiones en el orden nacional actualmente est谩 regido por las disposiciones de la ley 24.241, m谩s espec铆ficamente por el art. 14 inc. c del citado cuerpo normativo. En esta ley, solo se establecen dos excepciones a la inembargabilidad que opera como principio rector: los embargos por alimentos y litisexpensas. Fuera de esos dos casos, no hay posibilidad alguna de afectar los haberes jubilatorios nacionales.
Por otra parte dable resulta destacar que la norma en cuesti贸n ha sido evaluada por la Corte Nacional en el precedente C. 436. XXXVII. 聯Castilla, Mario c/ Rodr铆guez, Noem铆 Esther s/ ejecuci贸n de acuerdo.聰 del 24 de abril de 2003, donde ratific贸 su inveterada jurisprudencia respecto de que la inembargabilidad de las jubilaciones no afecta el principio de igualdad ante la ley, y con cita de antiguos precedentes, mantuvo su criterio de que tales reglas no constituyen un privilegio o distinci贸n odioso del principio de igualdad aludido (Fallos, 169:40), manteniendo una l铆nea de interpretaci贸n que se mantiene invariable desde el precedente 聯Mensi, Jer贸nimo聰 del 23/12/1931, Fallos 163:276.
En relaci贸n a los titulares de beneficios jubilatorios en la Pcia. de Buenos Aires regidos por la ley provincial 9.650; es posible sostener que el respectivo r茅gimen previsional no contiene prescripci贸n incompatible con el r茅gimen nacional; por el contrario, el ordenamiento local contribuye a煤n m谩s a la tutela de la prestaci贸n, proscribiendo en su art铆culo 57 la enajenaci贸n o afectaci贸n de la tutela de la misma a favor de terceros. No d谩ndose en la especie los supuestos de excepci贸n (art. 4 inc. h y 57 inc. c y d) no corresponde hacer lugar al embargo de haberes jubilatorios solicitados. Habi茅ndose agregado que a fin de determinar la embargabilidad de los haberes jubilatorios debe dilucidarse, si se trata de un beneficiario del sistema previsional nacional (regulado por la ley24.241) o si, por el contrario, la situaci贸n se encuentra alcanzada por el r茅gimen previsional de la Provincia de Buenos Aires. En el primer supuesto, la inembargabilidad es plena, cediendo solamente ante casos de alimentos o litisexpensas, seg煤n lo recepta la ley 24.241. Si por el contrario, se trata de la jubilaci贸n que percibe un agente, funcionario o empleado de los Poderes de la Provincia, la normativa nacional no es aplicable, porque a tal efecto se ha creado el instituto de Previsi贸n Social de la Pcia. de Buenos Aires, al amparo de las normativas que emergen de la ley 9.650. Que al respecto, de la aludida cita legal provincial emerge de su art. 57 inc. b) que las prestaciones establecidas por dicha ley 聯no pueden ser enajenadas ni afectadas a terceros por derecho alguno, salvo en los casos previstos en los incisos c) y d) de este art铆culo e inciso h del art铆culo 4掳 de la presente聰, agregando en su parte final que 聯todo acto o hecho jur铆dico que tienda a desvirtuar lo dispuesto en los incisos precedentes ser谩n nulos y sin valor alguno聟聰. En consecuencia, estando, en principio, prohibida la afectaci贸n de la prestaci贸n jubilatoria a favor de terceros, y no d谩ndose en la especie los supuestos de excepci贸n contemplados en la norma, no corresponde el embargo de los haberes jubilatorios del ejecutado, por lo que, su desembargo se ajusta a derecho y debe ser confirmado.
Prestaciones asistenciales: La ley 25.963 determina la inembargabilidad de todas las sumas de dinero percibidas en concepto de prestaciones de car谩cter asistencial, tales como subsidios, ayudas, contribuciones o contraprestaciones no remunerativas por la participaci贸n en planes, programas, proyectos sociales, de empleo, capacitaci贸n, entrenamiento laboral, programas de becas y pasant铆as, tanto nacionales, como provinciales o municipales. Solo se except煤an las deudas por alimentos y litis expensas.
De acuerdo al art铆culo 2 de esta ley, la inembargabilidad consagrada en dicha norma, observa como l铆mite, la directriz del decreto 484/87
Prestaciones dinerarias de la Ley de Riesgos del Trabajo: Gozan de las franquicias y privilegios de los cr茅ditos por alimentos, siendo irrenunciables y no pueden ser cedidas ni enajenadas (art. 11, inc. 1掳 ley 24.557).
Entendemos que a煤n sin consagrarlo de modo expreso, las indemnizaciones derivadas de la ley 24.557 al igual que el de sus antecesoras (leyes 9.688 y 24.028) resultan inembargables, ello, conforme el car谩cter asistencial que inspira la norma en cuesti贸n. Admitir una soluci贸n contraria, importa que el trabajador que ha visto disminuida o anulada su capacidad laborativa, sufra una merma en la compensaci贸n percibida, que constituya tal vez su 煤nico ingreso a partir de la consolidaci贸n del da帽o. Por otro lado, dicha inembargabilidad se deriva del art. 744 inc. f del C贸digo Civil y Comercial que excluye de la prenda com煤n de los acreedores, las indemnizaciones que correspondan al deudor por da帽o moral y por da帽o material derivado de lesiones a su integridad psicof铆sica.
Siguiendo el precedente orden de ideas se ha sostenido que en virtud de lo dispuesto en el art. 11.1 de la ley 24.557, el monto diferido a condena con base en la L.R.T. deviene inembargable. Con relaci贸n a los intereses, dichos aditamentos resultan ser un accesorio del principal 聳arts. 1458 y 3111 del C. Civil-; la naturaleza alimentaria del cr茅dito principal se extiende a los intereses que genera, ya que est谩n destinadas a cubrir las mismas necesidades en la existencia del trabajador. Los intereses siguen la misma suerte del principal, por lo tanto no siendo embargable la indemnizaci贸n por ser un cr茅dito que hace a la integridad psicof铆sica del dependiente, tampoco lo son sus intereses.
Y es que trat谩ndose de una norma especial y posterior que aborda directamente el instituto, el ap. 1 Art. 11 L.R.T. prevalece sobre los art铆culos de la L.C.T. que estipulan similares materias. En estos t茅rminos, no son aplicables a estos cr茅ditos las reglas del cap铆tulo II t铆tulo XIV L.C.T. ni tampoco el decreto 484787 que admite el embargo parcial de las acreencias laborales por salarios e indemnizaci贸n.
Fondos de garant铆a y reserva L.R.T.:
El art. 48 de la ley 24.557 dispone que los fondos de garant铆a y reserva se financian exclusivamente con los recursos previstos en dicha ley, los que resultan inembargables frente a beneficiarios y terceros, am茅n de aclarar que tales fondos no forman parte del presupuesto general.
Deudas de los c贸nyuges: La ley 11.357 dispone en su art. 5 la irresponsabilidad de uno de los c贸nyuges respecto de las obligaciones contra铆das por el otro con terceros, de modo que la responsabilidad por deudas es propia de quien la asumi贸; deviniendo en consecuencia improcedente el embargo sobre bienes de uno de los c贸nyuges por deudas contra铆das por el otro.
As铆 se ha dicho que si el bien figura como adquirido por uno de los esposos 聯聟casado en primeras nupcias con tal persona聟聰 se presume que se trata de un bien ganancial de administraci贸n reservada perteneciente a quien se consigna como 聯adquirente聰. En este caso, responder谩 por las deudas que el mismo contrajo hasta el 100 por ciento de su valor. Al contrario, las que contraiga el que no figura como adquirente nunca podr谩n recaer sobre el bien en cuesti贸n, pues ese c贸nyuge solo tiene derecho sobre el 50 por ciento al momento de disolverse la sociedad conyugal.
Subvenci贸n estatal a instituciones educativas de gesti贸n privada: Un caso particular que se nos ha presentado en nuestra pr谩ctica profesional es el caso de la pretensi贸n de embargo sobre los montos transferidos por el Estado Provincial en concepto de subvenci贸n estatal a un establecimiento educativo privado. Entendemos que los fondos girados por la Direcci贸n Provincial de Escuelas de Gesti贸n Privada por tal concepto, constituyen un aporte estatal destinado exclusivamente al pago de salarios, bonificaciones, compensaciones, asignaciones y beneficios previsionales y sociales del personal docente de los servicios educativos de gesti贸n privada, no revistiendo por su naturaleza, el car谩cter de un cr茅dito que integre el patrimonio de la instituci贸n escolar, ni constituyendo en consecuencia, prenda com煤n de los acreedores de la misma, por lo que dichos montos resultan inembargables (art. 15 C贸digo Civil y Comercial).
En definitiva, sin pretender realizar una enumeraci贸n taxativa, la breve rese帽a formulada permite apreciar como progresivamente la legislaci贸n ha avanzado en excluir de la afectaci贸n de potenciales medidas cautelares, un listado cada vez mayor de bienes constitutivos del patrimonio del deudor.